12.12.13

El caballo de pura raza gallego




ficha en elaboración


Su sistema de explotación es extensivo asilvestrado en su modalidad más extrema, por lo que también se denomina caballo salvaje o bestas bravas. Se suelen agrupar en montes de propiedad estatal, autonómica o municipal en manadas, llamadas greas, de tamaño variable que se sitúa entre 10-15 hasta 40-50 ejemplares. Suelen ser de propiedad múltiple o comunal, recibiendo el nombre del semental o del asentamiento. Su régimen alimenticio es único y está basado en el pastoreo. Anualmente las manadas se recogen en cercos llamados curros, donde se realizan las típicas labores de manejo, además de la esquila de crines y colas, y desinsectación y desparasitación y control de nacimientos. Se denomina rapa das bestas, actividad que ha adquirido un gran interés turístico.
Por sus características la raza se utiliza como caballo de silla, con el atractivo de la ambladura para la equitación moderna y para enganches deportivos o de recreo. Igualmente se está utilizando para competiciones de carreras de fondo RAID, iniciación al salto de obstáculo en la categoría ponis y para la doma.


Características generales

Agrupa a animales de perfil recto o subcóncavo, elipométricos y de proporciones sublongilíneas. De temperamento dócil, tranquilo, valiente e inteligente. Muy adaptados al monte bajo y sotobosque de Galicia. Excepcionalmente recios, vigoroso y resistentes a la fatiga.

 La capa debe de ser obligatoriamente castaña o negra y no son admitidos como caballos de esta raza todos aquellos que tengan otros colores diferentes y se consideran defectos marcas blancas o de otros colores en la frente o en las pata

.
La alzada a la cruz varía entre 120 y 140 cm. Con un peso que varía entre 165 y 300 Kg. en función del prototipo del animal, su sexo y las condiciones del medio.


La cabeza, de frente ancha y plana con abundante tupé, ojos expresivos y labios gruesos con bigote está asociada a un abdomen redondeado y pecho con profundidad, los cascos son pequeños y fuertes. Las extremidades son finas, cortas y fuertes. Los cabos, es decir, crin y cola están muy poblados, con una melena suelta de pelos fuertes y gruesos. En general, su aspecto físico le define como un caballo fuerte, robusto y pequeño, adaptado a las montañas del Macizo Galaico.


0 comentarios:

Publicar un comentario